Archivo de la etiqueta: realismo sucio

this is the end

sentado en un banco del parque neblinoso observo pasear a los ancianos,   asidos a sus paraguas de antracita, del mismo modo en que se agarran a la vida, sin esperanza ya, pero aferrados a fuerza de costumbre,   con … Sigue leyendo

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

christmas, again

recuerdo la víspera de navidad, volviendo a casa de mis padres a altas horas, calles vacías débilmente iluminadas, por alguna que otra lámpara de sodio.   lejos del fervor, del hormiguero que las recorrieron tan sólo horas antes; sin más … Sigue leyendo

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

a las afueras (ii)

sabes que estás totalmente fuera cuando ya no recibes ni facturas ni publicidad.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

a las afueras

hace tiempo ya decidí mudarme a las afueras, y aquí estoy, lejos del centro, del meollo, la vorágine, pero también de los suburbios de la humanidad, a las afueras de la civilización, en los arrabales de vuestra mediocre conciencia colectiva.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

también el amanecer

cuando era un crío, me fascinaba la hora del alba, era algo sagrado, casi prohibido, algo nunca visto. recuerdo haberle pedido a mi padre, en la víspera de algún viaje, me despertara con él para verlo, mientras mi hermano seguía … Sigue leyendo

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

déjà vu

olvidarla y volver a enamorarse, para olvidar de nuevo, con más ganas, pero menos confianza.   y cargarse de ansiolíticos, mientras desnudas los armarios, y, ya vacíos, asomarse dentro, como el que se asoma a una ventana tapiada, pretendiendo ver … Sigue leyendo

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

conducir en agosto

si hay algo bueno (que te salva) de trabajar y conducir en agosto, es la ingente cantidad de piernas de mujer que ves brotar de los salpicaderos.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

minorías

se subestima, con frecuencia, el poder del individuo simple, llano,   cabreado.

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

la estación transpira y gime

esta noche sus andenes parecen incluso llorarte con oleosos charcos mugrientos, como si comprendieran que lo que vieron entre nosotros, hace unas horas, no fue más que el patético final de un película romántica de bajo coste.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

soledad

libros, notas, discos y migraña,   el enésimo café, y el piano más cansado ya de mí que yo de él.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario