dios nos hizo a todos a su imagen y semejanza, pero a unos más que a otros.

Publicado en Sentencias | Etiquetado | Deja un comentario

cumpleaños vigesimosexto

acababa de bajarme de un árbol

de la calle toro, o la zamora,

no recuerdo,

cuando apareció la policía,

y yo gritando, como un corsario

hasta arriba de ron —con cocacola—,

«más madera».

 

el guindilla del primer coche

patrulla, con sed de hostias,

bajó la ventanilla y me inquirió

amablemente, si tenía algún problema,

mientras yo me hacía el loco

y una antigua novia aprovechaba

para despedirse a la francesa.

 

la cosa no pasó a mayores

pero bajé ya solo a aquel garito.

nadie se atrevió a aguantarme el ritmo,

o intuían quizás que aquella noche

no podía acabar bien para mí,

y no querían ser testigos.

 

allí me presentaste a tu amiga,

que no dejó de darme

el coñazo toda la noche

con misticismos y paridas,

y tú, celosa, acabaste

por enfadarte

curiosamente conmigo y no con ella.

 

discutimos de vuelta a casa,

hasta que a la salida de la plaza

se me vino abajo el mundo,

también mi farsa, aunque suene

redundante, lo mismo una cosa

que la otra.

 

entonces me besaste,

fue la primera vez.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

this is the end

sentado en un banco

del parque neblinoso

observo pasear a los ancianos,

 

asidos a sus paraguas de antracita,

del mismo modo

en que se agarran a la vida,

sin esperanza ya,

pero aferrados

a fuerza de costumbre,

 

con ganas

de llegar hasta al final,

pero apegados a lo vivido,

como las novelas

cuando empiezan

a acabarse.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

christmas, again

recuerdo la víspera de navidad,

volviendo a casa de mis padres

a altas horas, calles vacías

débilmente

iluminadas,

por alguna que otra

lámpara de sodio.

 

lejos del fervor, del hormiguero

que las recorrieron

tan sólo horas antes;

sin más compañía que el frío

que te cala hasta los huesos.

 

esa imagen, ese cliché,

el recuerdo de esa pequeña

ciudad decadente,

triste,

es para mí la navidad,

y no podréis

convencerme de otra cosa.

 

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

a las afueras (ii)

sabes que estás
totalmente fuera
cuando ya no recibes
ni facturas

ni publicidad.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

pequeñas batallas nocturnas

cómo resistir indemne
a este concilio pactado de tinieblas,
a esta quietud tácita y velada,
bajo las sábanas.

cómo respirarnos el aliento,
sin devorarlo a dentelladas y mandíbula.

cómo no deletrearnos las pasiones,
declamando, sílaba a sílaba, entre tus muslos.

cómo abandonarme al sueño que es la muerte,
sin la caricia
sinfónica
de tus suspiros.

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

a las afueras

hace tiempo ya

decidí mudarme a las afueras,

y aquí estoy,

lejos del centro, del meollo,

la vorágine, pero también

de los suburbios de

la humanidad,

a las afueras

de la civilización,

en los arrabales

de vuestra mediocre

conciencia

colectiva.

Publicado en poesía | Etiquetado , , | Deja un comentario

también el amanecer

cuando era un crío, me fascinaba la hora del alba,
era algo sagrado, casi prohibido,
algo
nunca visto.

recuerdo haberle pedido a mi padre,
en la víspera de algún viaje,
me despertara con él para verlo,
mientras mi hermano seguía durmiendo.

nos recuerdo a los dos,
viendo salir el sol,
por sobre los edificios,
(pues nuestra terraza daba al sur)

nada épico, la verdad,
pero aquel sol nonato era lo infinito
la libertad,
un resquicio del mundo adulto.

ahora, me levanto todos los días
antes que el sol,
y amenece mientras conduzco,
me ducho

o preparo el desayuno.
no subo la persiana siquiera,
es algo monótono, cotidiano,
carente del mínimo interés.

existe, eso sí,
un puñado de auroras
vacacionales, que nos sirven
para no perder la esperanza
o la cordura, nada más.

y sé que, algún día, tendré que sentarme
delante de mi hijo
para pedirle que no crezca, y explicarle
que a los adultos nos lo robaron todo,
también el amanecer.

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

civilización

al final,

la civilización

era esto:

rejas en

puertas

y ventanas

para proteger

la libertad.

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

Sentencia n° 48

Da igual lo que esté haciendo, si el poeta es bueno, siempre está trabajando.

Publicado en poesía | Etiquetado , | Deja un comentario