gente

en respuesta al poema

Momentos que no tienen precio,

de Karmelo C. Iribarren

lo peor
es
cuando llegas
a casa

-huyendo
de la
gente-

y echas
el doble
o triple
cerrojo,

pero
te miras
al
espejo
y
todavía
te sobra

gente.

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *