los alegres

vivimos en una sociedad
tan depresiva y enferma
que en cuanto vemos a alguien
sonreír o reírse
abiertamente
no podemos dejar de preguntarnos
—y con cierta suspicacia—
si no estarán bajo los efectos
de algún tipo de droga.

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a los alegres

  1. esther dijo:

    Pues también es verdad pero a medias.
    Yo creo que sí que reímos bastante pero no siempre es de verdad.
    Mucha hipocresía en todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *