las otras lecturas

está claro
que uno escribe
como lee,
y lee
como uno es
—esto ya es, a su vez,
lugar común,
cosa sabida—,

pero,
a veces,
se necesita descansar,
de uno mismo
más que otra cosa
y de todo aquello que,
incluso
de lejos,
se nos parezca.

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *