déjà vu

olvidarla y volver a enamorarse,

para olvidar de nuevo,

con más ganas,

pero menos

confianza.

 

y cargarse de ansiolíticos,

mientras desnudas los armarios,

y, ya vacíos, asomarse dentro,

como el que se asoma a una ventana

tapiada, pretendiendo

ver la lluvia.

 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.