La Caverna

Los hombres de la caverna de Platón, que no creían a aquél que escapó y vio el mundo, tenían una disculpa, pues no habían visto otra cosa, pero vosotros que habéis conocido la realidad, que la habéis vivido durante años, vosotros, que os ofrecen ahora un mundo de sombras y reflejos que danzan; y lo aceptáis impúdicamente, vosotros no tenéis disculpa. Ni perdón.

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en Sentencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *