viejo

he escrito ya tres libros

que nadie compra,

he vivido sin temor

a la amatista

y los patíbulos,

he renegado de los números,

refutado las galaxias,

he pasado por borracho,

por imbécil

y por crédulo,

me he desentendido

del sentido y la conciencia,

me hice ateo,

misántropo

y narcisista,

me hice adulto,

a contrapelo,

a duras penas.

 

Me hago viejo,

lucero que surca

el cielo,

me hago estela

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *